EL ATENUANTE DE DROGADICCIÓN

 El artículo 21.2 del Código Penal establece como circunstancia atenuante: “La de actuar el culpable a causa de su grave adicción a las sustancias mencionadas en el número 2.º del artículo anterior”

Dichas sustancias serán: bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos.

¿Cuándo se aplica el atenuante de drogadicción?

La pena a imponer podrá ser menor que la contemplada en el código penal, cuando la persona que cometa un hecho delictivo, lo haga bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos.

Hay que señalar que no hay que confundir con estar bajo los efectos momentáneos de dichas sustancias, es decir, que este atenuante se podrá aplicar cuando a causa de una grave adicción a las sustancias mencionadas cometes un delito y no por estar bajo los efectos como un hecho puntual.

Tal y como hemos mencionado es necesario sufrir una grave adicción para que se pueda aplicar el atenuante pero no es el único requisito que se tiene que dar para que se pueda aplicar.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para que se pueda aplicar el atenuante de drogadicción?

Para que se pueda dar este atenuante es necesario que concurran los siguientes requisitos:

  • Que el culpable sufra una grave adicción
  • Que esa adicción influya en las facultades volitivas y cognoscitivas.
  • Y que haya sido un factor determinante en la comisión del hecho delictivo.

Cómo probar el atenuante en el procedimiento.

Se puede probar principalmente a través de tres formas:

  • Documental
  • Testifical
  • Pericial

La opción más recomendada es la prueba pericial, a través del  SAJIAD, forense, médico privado o de la seguridad social.

En CALSOM ABOGADOS contamos con abogados penalistas que podrán asesorarte jurídicamente y defender tus intereses frente a cualquier procedimiento.

También te puede interesar: JUICIO RÁPIDO POR ALCOHOLEMIA